Los talleres canarios mandaron al desguace 17 coches abandonados en 2011



Los talleres canarios enviaron el pasado año al desguace un total de 17 vehículos tras ser abandonados por sus propietarios en sus instalaciones.

 lo que provocó unas pérdidas de casi 26.600 euros anuales a estos establecimientos, que en la mayoría de casos se vieron 'colgados' con la reparación hecha sin poder cobrar la factura correspondiente, según un informe presentado por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) .
   En el conjunto de España se enviaron al desguace cerca de 1.200 vehículos abandonados el pasado año, con unas pérdidas cercanas a los dos millones de euros.
   Por comunidades, Andalucía es la región donde los talleres enviaron un mayor número de vehículos abandonados al desguace durante el pasado año (264), seguida de la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana, con 200 cada una. A cierta distancia se encuentran Baleares, con 91 vehículos, Cataluña (87), Castilla-La Mancha (73) y Castilla y León (59). La región de Aragón contabilizó un total de 40 coches, mientras que Navarra y País Vasco sumaron 39 y 36, respectivamente.
   Por el contrario, las comunidades donde el envío al desguace de vehículos 'olvidados' fue una práctica menos habitual fueron Murcia (6), La Rioja (8), Asturias (9), Cantabria (15), Galicia (16), Extremadura y Canarias (17 cada una de ellas).
   Según Ganvam, la crisis y la delicada situación económica de las familias acentuó durante el pasado año el abandono de vehículos en talleres por no poder hacer frente a su factura  o bien porque no les compensaba reparar su viejo utilitario.
   La asociación ha señalado que esta mala práctica --que la nueva Ley de Seguridad Vial alivió hace dos años garantizando la retirada inmediata de estos vehículos al desguace-- está directamente relacionada con el creciente envejecimiento del parque debido a dos factores: la caída del 50 por ciento de las ventas en los últimos cuatro años, que implica menor 'masa crítica' para reparar, y la mayor demanda de vehículos de más de diez años (un 12% más el pasado ejercicio).
El retrato robot de estos automóviles se corresponde en el 90 por ciento de los casos con vehículos con un precio en torno a los 1.000 euros y una edad comprendida entre los ocho y diez años. Precisamente, el importe medio de la reparación de un vehículo de ocho años ronda los 947 euros, mientras que la de un turismo de más de diez se sitúa en los 828 euros, acercándose o incluso superando así muchas veces su valor de mercado, por lo que rara vez suele compensar al usuario su arreglo.