El fiscal de Seguridad Vial defiende que las multas hacen "más respetuosos" a los conductores




SANTA CRUZ DE TENERIFE.

   El fiscal de Seguridad Vial Bartolomé Vargas ha defendido las respuestas sancionadoras a las infracciones de tráfico, pues "infunden un cierto temor y obligan a los conductores a ser más respetuosos", aunque también ha señalado que la labor educativa consigue que el ciudadano "actúe por convicción e interiorice una actuación correcta en todo momento".
   Así lo ha aseverado tras reunirse este miércoles con los jefes de Policía Local de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, así como con los responsables de elaborar los atestados policiales y miembros del Cuerpo General de la Policía Canaria, en un encuentro promovido por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias.
   En el transcurso de su intervención, Bartolomé Vargas destacó la tarea educativa y pedagógica que desarrollan los policías locales además de su labor sancionadora, en tanto en cuanto ambas tareas "permiten a la Policía contribuir a aumentar el bienestar en sus pueblos y ciudades".
   En el ámbito de los delitos penales, el fiscal recordó que los agentes de la Policía Local, desde el momento en el que levantan un atestado por un delito contra la Seguridad Vial, se convierten en policías judiciales de Tráfico y pasan a depender de los jueces y fiscales cuyas instrucciones deben seguir.
   En este sentido, destacó la "excelente" colaboración de la Fiscalía Delegada de la provincia con la Policía Local para conseguir una "exacta" definición del delito del que se trate, a lo que contribuye la corrección en la elaboración de los atestados. Para ello, los agentes deben seguir tanto las circulares que emite la Fiscalía General del Estado en concreto, la 10/2011 sobre criterios para la unidad de actuación especializada del Ministerio Fiscal en materia de Seguridad Vial--, así como las instrucciones judiciales sobre el caso correspondiente, añadió.
   Bartolomé Vargas ha incidido en que los delitos contra la Seguridad Vial pueden traer consecuencias trágicas para la vida de las personas, tanto por fallecimiento como por lesiones, por lo que el fiscal animó a los policías a "no bajar la guardia en la prevención y sanción de los delitos, dado que la aplicación del Derecho Penal protege la vida y la integridad".
   Por último, celebró que en Canarias ya exista una Asociación de Víctimas de Accidentes de Tráfico (Canarias Vial), que --en su opinión-- juega un papel "muy importante" no sólo en la reivindicación de sus derechos, sino en la contribución que hacen a la praxis de los policías locales en defensa de las víctimas, a la hora de atenderlas.  
   En este contexto, aludió a la Circular 8/2005 en la que la Fiscalía combina no sólo a proveer con información formularia ante la elaboración de un atestado, sino también a facilitar datos sobre los recursos disponibles, ayuda, atención personal, entre otros.