Las multas de tráfico siempre han disuadido, aunque en crisis más"



BARTOLOMÉ VARGAS FISCAL DELEGADO DE SEGURIDAD VIAL


"Las multas de tráfico siempre han disuadido, aunque en crisis más"
A continuación  destacamos la entrevista que el periódico el día, realizó a D. Bartolome Vargas, fiscal delegado de seguridad vial, en su visita a Tenerife, para participar en las II jornadas Técnicas sobre Movilidad y Seguridad vial en Canarias




G.J., S/C de Tenerife
El respeto a la Ley de Tráfico y que prime la conducción solidaria en las carreteras continúan siendo objetivos primordiales para la Justicia, señaló el fiscal delegado de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, durante su participación en las II Jornadas Técnicas sobre Movilidad y Seguridad Vial en Canarias, celebradas el pasado martes en Tenerife y organizadas por la asociación de víctimas de accidentes de tráfico Canariasvial.
Regresa a Tenerife por segundo año consecutivo para participar en estas jornadas.
La invitación me llegó por parte de Canariasvial, la primera asociación canaria de esta índole que ya está formada, con sus estatutos, y en pleno funcionamiento. Tengo que reconocer el trabajo del colectivo, pues la finalidad del mismo es atender e informar a los familiares de fallecidos y a las víctimas vivas. En la asociación participan desinteresadamente letrados, psicólogos y otros especialistas que ayudan a los afectados. De entre los proyectos que realizan, tengo que destacar el dirigido a potenciar en la educación vial en todos los ámbitos de la sociedad, pero sobre todo en los colegios.
¿Descendieron los accidentes de tráfico el pasado año y en los meses de 2012?
Las cifras las tenemos aún en elaboración, pero mi percepción es que se han mejorado los hábitos de conducir en las vías interurbanas. En este sentido, tengo que destacar que se sigue manteniendo la mejora en hábitos como el de circular a velocidades altas. Pese a estos avances, continuamos haciendo hincapié en que también se cumpla la Ley de Tráfico en las ciudades, donde aún queda bastante por avanzar.
¿La crisis económica ha provocado que bajen las infracciones?
Las multas económicas siempre han disuadido, y, lógicamente, en crisis lo hacen más. Hay que tener en cuenta que las sanciones tienen una finalidad disuasoria, educativa y pedagógica, y hay que aplicarlas en todos los momentos y en proporción. Pero hay un elemento más clave que las multas, la educación. Hay que seguir haciendo una apuesta en este ámbito y seguir aplicando las sanciones, ya que colaboran en que exista un respeto a la Ley y a la conducción solidaria.
¿Canarias es una región notable en cuanto a víctimas y siniestros?
En el conjunto del Archipiélago, las cifras de víctimas en accidentes viales son similares al resto de las comunidades autónomas. En este sentido, siempre resalto que no hay que descuidarse porque se pueden producir repuntes. En cuanto a los siniestros, gran parte de los que se producen en las Islas tienen lugar en las autopistas y autovías, pero, en el resto del país, el mayor porcentaje de los siniestros tienen lugar en las carreteras convencionales. Pese a ello, hay que destacar que Canarias cuenta con buenas infraestructuras, pues en los últimos años se ha realizado un esfuerzo en este aspecto. Aún así, siguen quedando carreteras que deben ser mejoradas, pero observo que se continúa con esta apuesta en el Archipiélago.
¿Cuáles son los principales motivos de los accidentes?
Los excesos de velocidad, el consumo de alcohol y de drogas y las distracciones son las principales motivos de los siniestros. A causa del último motivo se producen casi el 40 por ciento de los accidentes.
Parece que los controles de drogas continúan siendo una materia pendiente en las carreteras.
Lo que ocurre es que se actúa por etapas, porque son controles más complejos que los de alcoholemia, que están más consolidados. Tenemos un instrumento legislativo para este tipo de infracción y la Guardia Civil de Tráfico lleva a cabo un programa de controles de drogas, por lo que detecto una voluntad firme por parte de las autoridades en esta materia. El problema es que se trata de controles complejos; requieren de unos aparatos que tienen un coste más elevado que los de alcoholemia, de una formación específica por parte de los agentes y las analíticas de las drogas son complejas de interpretar y valorar. Mi utopía es que hayan tantos controles de drogas como de alcohol.
Pero los reajustes presupuestarios también habrán afectado a esta campaña.
Las analíticas y los aparatos tienen un coste elevado, pero de momento hay una voluntad en la Dirección General de Tráfico de continuar con esta lucha, y hay un presupuesto para hacerlo. Se les está dando prioridad al problema de las drogas, porque hay que empezar a tomar medidas ya.
¿Cuál es la pena por conducir bajo los efectos de las drogas?
Desde que se detecta la presencia de drogas en un conductor las sanciones ascienden ya a 500 euros y la retirada de seis puntos, y cuando los signos de consumo de sustancias estupefacientes son claros y las analíticas lo permiten el fiscal ejercita las acciones penales por delito, por lo que se ve como hemos empezado a andar en este asunto. Pero un aspecto que queremos potenciar es la difusión de la información para que la gente joven se sepa que supone fumarse porros, o consumir otras sustancias, y conducir. La lucha contra las drogas no es fácil, pero ya hemos comenzado con ella en el ámbito de la seguridad vial.