La Fiscalía propone obligar a desintoxicarse a conductores ebrios




PARA SUSPENDER SU CONDENA DE PRISIÓN

La Fiscalía propone obligar a desintoxicarse a conductores ebrios

Madrid. Septiembre 2012
En su memoria anual de 2011, según destaca la Fiscalía General del Estado, el  número de procedimientos abiertos por los tribunales españoles contra personas acusadas de conducir bajo los efectos del alcohol se incrementó un 18,5% en 2011 con respecto al año anterior.
La Fiscalía propone  como posible solución, cambiar el Código Penal para obligar a los infractores reincidentes a someterse a programas de desintoxicación si quieren acogerse a una suspensión de su pena de prisión. La Fiscalía observa "un incremento importante" en el número de procedimientos incoados por delitos contra la seguridad vial, incluyendo diligencias previas y urgentes, de un 27,4%, "siendo especialmente significativo en el delito de conducción embriagada y sin permiso".
   Concretamente, el número de diligencias abiertas en los tribunales contra conductores que superaban el límite permitido de alcohol ha pasado desde 71.181 en 2010 hasta 84.352 en 2011, mientras que el número de diligencias por conducir sin carné ha aumentado todavía más, un 52%, desde 32.405 diligencias en 2010 hasta 49.267 en 2011. Por su parte, el resto de delitos contra la seguridad vial se mantienen relativamente estables.
    Los delitos "más frecuentes en el ámbito de la seguridad vial y, en general en el cómputo total de infracciones penales siguen siendo la conducción bajo los efectos del alcohol y la conducción sin permiso", según advierte la Fiscalía.
   De hecho, de las 771 personas que cumplen penas de prisión en España actualmente por un delito de la seguridad, como causa principal, el 26,2% (202 personas) lo hacen por conducción bajo los efectos del alcohol y el 33,4% (258) por conducir sin carné, lo que convierte a estos dos delitos en las dos principales causas por las que se cumple prisión en relación a la seguridad vial.

MODIFICACIÓN DEL CÓDIGO PENAL.

    La Fiscalía propone modificar el Código Penal para que en los casos de conductores condenados a prisión por haber sido sorprendidos conduciendo borrachos en diferentes ocasiones, el juez pueda condicionar la suspensión de la privación de libertad a que se realicen programas de recuperación o desintoxicación.
   Así, en aquellos casos de reincidentes en los que se pueda probar una relación de la comisión del delito con posibles alteraciones de conducta derivadas del consumo habitual o adicción al alcohol o drogas tóxicas, los conductores deberían pasar por un programa de desintoxicación antes de poner optar a una suspensión de la pena.
    La Fiscalía propone modificar el Código Penal para que en los casos de multirreincidencia por conducir sin carné, el juez pueda condicionar la suspensión de la pena a que se supere los exámenes para sacarse o recuperar el permiso de conducir, así como a la realización por el sujeto de programa de resocialización y educación.
   Por otro lado, la Fiscalía se refiere a los conductores condenados a penas de prisión no superiores a dos años por homicidio o lesiones al distraerse al volante o cometer una imprudencia y propone una modificación de Código Penal para supeditar la concesión de la suspensión de su pena a la realización de un curso de técnicas de concentración, de corrección en el manejo y control de vehículos de motor o a la utilización en el vehículo que va a conducirse de una medida de seguridad activa o de control que prevenga en el futuro la realización de conductas infractoras.
   El Fiscal señala que "la reducción de víctimas en accidentes de tráfico durante el año 2011 ha venido acompañada de un aumento de los procedimientos incoados por delitos contra la seguridad vial", pero señala que a pesar del "importante número de procedimientos incoados" y del porcentaje de sentencias condenatorias, "el binomio alcohol/drogas y conducción sigue siendo un factor clave en las todavía elevadas y evitables cifras de siniestralidad en las carreteras".