No pensamos en los demás cuando conducimos




Los españoles, capaces de un alto grado de empatía en la vida cotidiana dejan de serlo cuando conducen, según la principal conclusión del primer estudio español de la influencia de la empatía en la conducción según el estudio presentado  por Audi.
La empatía o habilidad para ponerse en el lugar de los otros será mañana objeto de debate de la undécima edición de las Jornadas de Reflexión de Attitudes, el proyecto de responsabilidad social corporativa de Audi  relacionado con la seguridad vial con el fin de provocar conciencia y promover la reflexión.
El estudio, realizado en colaboración con la universidad autónoma de Barcelona, concreta que el 54 % de los españoles es empático en la vida cotidiana y este porcentaje baja al 32 % de los españoles deja de serlo cuando conducen.
Según los datos de la encuesta realizada para estudiar la influencia de la empatía en la conducción, el 41 % de los españoles tiene empatía en la vida diaria, mientas un 5 % carece de esta habilidad. Llevado a la conducción, el 54 % de los conductores tiene una empatía intermedia y la tasa de conductores sin empatía sube al 24 %.
El perfil de los conductores españoles que pierden más empatía cuando suben al automóvil son mujeresque conducen menos de 30 minutos al día, que utilizan el vehículo para llevar a los niños a la escuela o ir al médico y no les importa dejarlo en doble fila por un corto periodo de tiempo.
El 50 % de los conductores españoles cree que conducir de manera empática puede prevenir los accidentes de tráfico. De hecho, estos conductores tienen menos accidentes (16 % frente al 28 %) y sanciones como retirada de puntos o carné (21 % a 32 %) que los conductores no empáticos.
Los peatones son los usuarios de las vías públicas que se perciben como más empáticos y los motociclistas como los que menos.
El Principado de Asturias y Cantabria son las Comunidades Autónomas en las que se conduce de manera más empática, mientras los conductores de Extremadura y Cataluña son los que tienen menos empatía en la conducción.
En un contexto de tanta convivencia social como el del tráfico, donde confluyen multitud de acciones derivadas del conjunto de sus usuarios (conductores, motociclistas, ciclistas y peatones), la empatía desempeña un papel fundamental para prevenir todo tipo de conflictos viales.
La empatía, concluye el estudio, contribuye al fomento de una conducción más segura y responsable, ya que ayuda a anticiparse a los movimientos del resto de usuarios, y fomenta una gestión más eficiente de las situaciones viales al facilitar las acciones a otros conductores.
Para conocer la interacción de la empatía con algunos factores necesarios para la buena conducción, como son la experiencia, la habilidad, la atención y el conocimiento de las normas, y su incidencia en la acción de conducir de manera segura y responsable, Attitudes ha llevado a cabo el primer estudio español sobre la importancia e influencia de la empatía en la conducción.

enlaces: