Fuerteventura reduce drásticamente la siniestralidad vial




En 2003 se contabilizaron un total de 32 fallecidos en las carreteras majoreras. En ese mismo año hubo 302 accidentes de tráfico por los 234 registrados en 2012.

El número de personas fallecidas en accidentes de tráfico en Fuerteventura se ha reducido de 32 a 2 entre 2003 y 2012, según el balance de siniestralidad elaborado por el Cabildo de la isla.
Este informe forma parte del Plan estratégico de actuaciones y obras en carreteras en sus tramos urbanos y núcleos poblaciones para los próximos años, que este viernes ha aprobado el pleno de la corporación insular, con los votos a favor del grupo de gobierno (CC y PSOE), la abstención de PPM y el voto en contra del PP y el Grupo Mixto, según ha informado la institución en un comunicado.
El estudio destaca que en ese período el número de accidentes ha pasado de los 302 registrados en 2003 a los 234 con los que se cerró el pasado año.
El citado plan, elaborado por el departamento de Carreteras del Cabildo analiza las necesidades y prioridades en esta materia, de acuerdo a las características de cada tramo viario en los entornos urbanos, índice de circulación de vehículos y accidentes registrados, y propone acciones a desarrollar, de forma que se complementen las ya ejecutadas durante la última década", ha explicado la consejera de Infraestructuras, Edilia Pérez.
El inventario recoge un total de 25 núcleos de población afectados, en mayor o menor medida, por el paso de una carretera, existiendo dos tipologías.
La tradicional, en la que la carretera atraviesa una calle del pueblo ya existente, o las carreteras más recientes, cuyos márgenes se han ido colmatando progresivamente con nuevas edificaciones.
Se detalla por lo tanto el impacto de estas vías no sólo en cuestiones relacionadas con la seguridad, sino sobre las características físicas o la actividad económica.
Analizando estos factores, en las carreteras de interés regional (FV1, FV2 y FV3), se consideran prioritarias las actuaciones en El Matorral, Castillo-Caleta de Fuste, Costa Calma y Morro Jable.
Dentro de este recorrido ya se ha actuado el año pasado en Tequital, Costa Calma y Corralejo, pero para cada una de ellas se definen también nuevas propuestas para seguir mejorando sus condiciones.
Con respecto a las actuaciones en los tramos de las carreteras de interés insular, se señala también una quincena de emplazamientos, atendiendo a sus características de volumen de tráfico, tránsito de peatones o estado de la vía.
En las carreteras de segundo orden se señalan también otra decena de emplazamientos.

fuentes:  Canariasahora